martes, noviembre 21, 2006

Poesìa III

Acá va una poesía más, que, si no les gusta, pueden llamar simplemente conjunto de palabras zalameras y de mal gusto. Lo que voy a alegar a mi favor es que es imposible alinear y espaciar correctamente los textos en esta m**** de editor de blogger.


HAVANNA CAFÉ
por. Facundo Ezequiel

I

Como este té de manzana verde
[y canela,
que más que saciar me seca,
así es tu voluptuosa figura;
un chocolate amargo que,
aunque seguido de un vaso de agua,
deja su sabor
atrás
en la lengua
en mi mente
queda tu figura
impresa en la retina
de mis ojos cansinos
que te leen
te recrean
a través de mis manos
como lo que en verdad sos
Poetry.

II

Aunque es de mañana,
intuyo porque veo la luz,
sé que sueño,
o que erro al no ser religioso,
porque este ser alado,
que se mueve de mesa en mesa,
que mueve el mundo con sus caderas,
debe ser un ángel, o una diosa misma
¡Véanla andar,
Admírenla,
y luego atrévanse
a contradecir mi poesía!


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey, check out this site - these guys pay you up to 30 percent money back for all of your normal online purchases! How does it work? They give you the money they earn from their affiliates whenever you buy through them. Click here for more info

Franky dijo...

Facundo:
Luego de leer su comentario, lo único que le puedo decir es que me causó mucha gracia la expresión de su agresividad pasiva por medio del sarcasmo (trate de contar sus ataques pero recordé que cuento con poco tiempo) y esa última provocación. Me atrevo a decir que toque puntos sensibles en cuanto a la masculinidad, no sé si me vaya a creer pero yo no soy feminista como lo refleja en sus fantasías sobre estacas y cabezas en mi patio.
Entiendo que se haya sentido ofendido, me ha pasado muchas veces y me va a seguir pasando, pero no con usted porque para ofender hay que nombrar algo personal que se trata de esconder. Pero sus conjeturas sobre mí en base a mis comentarios, simplemente reafirman lo que dije en mi comentario anterior; del cual no entendió nada más que lo que le ofendía; corríjame si me equivoco pero creo que fue la parte de que aún es púber.
Sobre mi criticismo, le recuerdo que cuento con su permiso para hacerlo. Reconozco que me dio rabia que no haya entendido mi último comentario en especial el segundo párrafo y ni que considerara la última frase de Juan Luís Linares. Me entristeció que su ego sea tan grande como para poder decir que mal interpreto las señales que me muestra el mundo, porque eso significaría que sí existe una manera correcta de interpretar estas señales; con lo cual sólo confirma su ignorancia de la complejidad. La complejidad de comunicarse a larga o corta distancia ¿un café es un más lugar más propicio para la sinceridad?
Le pido disculpas porque como un sabio profesor dijo una vez “nunca desestructuren a un o una joven”, no debería haber escrito lo del potencial ya que soy la menos adecuada para eso, así como lo de llamarlo púber, lo podía tomar de mala manera, impidiéndole entender lo fundamental del mensaje. Fue una falta de respeto y es por eso que ahora ya no lo tuteó, otra importante lección del sabio profesor. Pero supongo que lo hice para comprobar si aún era púber o no, por lo menos eso ya me quedó claro.