miércoles, mayo 28, 2008

Buen tipo este Adán

por. Facundo Ezequiel

Mi voz atorada en
una garganta
que no es mía
Tanto abandono
y tan democrático
que me dan ganas de llorar


Una vez anduve
el camino de otro
El viento me daba en la cara
silbaba en mis entrañas
y mis chinchulines apretaba
Quería hacerme saber
quién es el sueño
y quién el dormido


El cíclope se sentaba en su trono
cada mañana una sentada y un huevo
cada vez más grande
Una mañana el culo le sangraba
Había puesto el huevo más grande
del mundo


Feliz quien nace del culo
Feliz quien crece en el embudo
Feliz quien se sabe boludo
Feliz el hijo del ojo lechoso
Feliz el lame-culos roñosos
Feliz el filósofo religioso
Feliz quien prende velas en su aniversario
Feliz el infeliz que finge
Feliz el lector pijiforme
que en cada lectura que hace
pegotea su idea saltarina
(al voltear de cada hoja
su acabada mente se relame)


Mi voz se perdía
en bostezos
cada cual era un nombre
Cientos de buenos-hombres
mi diafragma llamó
proclamaba el embarazo
de lo ineficiente


Nacía la ineptitud
sin condiciones para hablar
Los forzados eructos
que pretendían discurso
eran la semilla
que germinaría en Nación


Mr. President
tell me what time is it
It’s time for a call
Shall I call for war?
Perhaps it’s time to draw
Shall I draw my Colt?
Perhaps i need a drink
Another glass of nigger’s blood?


Y así on and on
hasta que el gruñido de mi estómago
se convirtió en portavoz
Ahora hago pomas
por un dólar


Adán agradeció

2 comentarios:

Lila Negra dijo...

Me quito la galera, don.

Facundo Ezequiel dijo...

No, por favor, no se la quite que hace frío