miércoles, diciembre 20, 2006

Las ganas y la pornografía

Sigo pensando en las ventas, así que el que piense que iba a poner chanchadas puede dejar de leer, porque las ganas a las que me refiero son ganas de escribir y me quedé con estas al acabar tan rápido con el escrito anterior. No me pude contener; lo siento. Sé que mi estilo tragimelancómico a muchos no les debe causar la más mínima gracia, pero qué le voy a hacer; soy un ser humano y no un chiste... o ¿no es lo mismo? ¡Caray! Cada paso que doy me tropiezo con la ambigüedad y caigo en cuenta de que (creo haberlo dicho millón y medio de veces) soy patético, pero, después de todo; ¿acaso no lo somos todos?
¡Vaya consuelo... !

1 comentario:

flaminia dijo...

Westing prepara un ataque por sus escritos, tenga cuidado, que la noche puede caer y aplastar a todos...